Comprensión y velocidad lectora

 

Calidad Lectora

Uno de los aspectos importantes de observar mientras el niño/a lee es la calidad de lectura. Observar la calidad de lectura implica determinar el grado de fluidez con que lee el niño/a, la inflexión de la voz, el fraseo que realiza frente a las unidades de pensamiento del texto y el respeto a la puntuación.

Las siguientes cinco categorías permiten caracterizar la calidad de lectura oral:

  • No Lector
  • Lectura Silábica
  • Lectura palabra a palabra
  • Lectura por unidades cortas
  • Lectura Fluida

Una buena lectura fluida implica dar una inflexión de voz adecuada al contenido del texto, respetando las unidades de sentido y la puntuación.

Se evalúa sistemáticamente en clases de lenguaje y comunicación formativamente y semestralmente en junio y noviembre.

Comprensión lectora

Se conoce como comprensión lectora al desarrollo de significados  mediante la adquisición de las ideas más importantes de un texto y a la posibilidad de establecer vínculos entre éstas y otras ideas adquiridas con anterioridad. Esto implica una construcción personal del significado. La comprensión se demuestra mediante el desarrollo de diversos desempeños que muestren que la persona es capaz de aplicar, armar, desarmar, desplegar, relacionar aquello que comprende en variadas situaciones.

Los conceptos fundamentales previos para lograr una buena comprensión son el control de impulsos y el seguimiento de instrucciones. Se debe desarrollar los siguientes niveles de la comprensión: literal, Inferencial, crítica y creativa.

En nuestro ciclo los alumnos de 2°  a  6° básico tiene dos horas destinadas al trabajo de la comprensión lectora. La metodología utilizada en el colegio a través  de un taller de manera grupal con un texto guía y con el complemento de desarrollo de vocabulario, lectura por modelaje y calidad lectora. Es evaluada en pruebas parciales de diferentes  asignaturas y en tres momentos del año con pruebas  diseñadas específicamente para evaluar la comprensión.

Velocidad Lectora

Se puede definir como el número de palabras leídas correctamente durante un minuto. La lectura es la base que posibilita o dificulta cualquier aprendizaje, llegando a ser la destreza que más impacto tiene en el desarrollo de las personas. Por tanto, su enseñanza pasa a constituirse en una de las tareas más importantes que debe llevar a cabo la escuela en su conjunto. El aprendizaje de la lectura involucra dos procesos centrales que son la decodificación y la comprensión. Ambas habilidades van acopladas entre sí, sin  embargo, en los primeros años de escolaridad la etapa de decodificación es fundamental y su automatización debe asegurarse, para así posibilitar el proceso más complejo de comprender el significado de los textos.

Al niño se le entrega un material de lectura absolutamente desconocido para él. Luego, se le pide que lea lo más rápido posible y sin equivocarse durante un minuto. El evaluador tiene en sus manos el mismo texto con el número de palabras correspondientes. Se aplica en los meses de marzo, mayo, agosto y octubre.

 “El desarrollo de la velocidad de lectura o de la automaticidad en el reconocimiento de las palabras permite al alumno concentrarse más en comprender lo que está leyendo en vez de enfocarse casi por entero a decodificar”. (Rolla y Rivadeneira, U. de Harvard)

Escala que indica cuántas palabras debe poder leer un niño por minuto:

 1ero Básico2do Básico3ero Básico4to Básico5to Básico6to Básico7mo-8vo Básico

Muy rápida 56 84 112 140 168 196 214
Rápida 47-55 74-83 100-111 125-139 150-167 178-195 194-213
Medio Alta 38-46 64-73 88-99 111-124 136-149 161-177 174-193
Medio Baja 29-37 54-63 76-87 97-110 120-135 143-160 154-173
Lenta 22-28 43-53 64-75 85-96 104-119 125-142 135-153
Muy Lenta 21 42 63 84 103 124 134